Fotos rapido y furioso 4

Date: 15.10.2018, 02:03 / Views: 71281

Закрыть ... [X]

Tuve la alegría de conocer Pompeya, Nápoles y Capri  en un tour opcional adicional al mío el cual tomé con una pareja de chilenos que me acompañaban desde Frankfurt. Nos recogieron en un bus temprano en el hotel, nos entregaron una bolsita con el desayuno y salimos por la Autopista de Sil por las regiones de Lazio y Campania; un paisaje muy lindo con el mar bordeando la autopista. Todo el tiempo nos acompañó una guía italiana muy simpática y nos contó muchas historias. A las dos horas llegamos a Nápoles e hicimos un tour rápido para llegar temprano a Pompeya a unos 45 minutos, prometiéndonos ver más de Nápoles a nuestro regreso,  me parecía interesante conocer más pues tenía referencias de Nápoles como una ciudad desorganizada y algo sucia.

Como para variar la noche anterior no dormí de la emoción de conocer Pompeya, por fin estaba allí, caminando por sus calles. Allí más que en Roma floreció mi frustración de no haber sido arqueóloga.

Es increíble llegar a una ciudad del siglo I prácticamente intacta y completamente deshabitada, sus calles aun están perfectamente demarcadas y señalizadas, las casas tienen como parte de su nomenclatura el nombre y la profesión de quien vivía allí, no tienen techos obviamente pues la madera colapsó y se desintegró  luego de la erupción pero a algunas de ellas les simularon el techo para acercarse a la realidad. Es bonito y a la vez aterrador ver esto, los interiores de las casas son perfectos, sus murales, sus escalas, sus cocinas y hasta algún tipo de closet para la ropa esta aun en su lugar. No es fácil recorrerla en tan poco tiempo.

Pompeya fue una ciudad comercial, que vivía de los viñedos y de sus excelentes cosechas agrícolas fruto de una tierra de muy buena calidad abonada por el mismo Vesubio. Aun existen sus edificios administrativos, sus bares, templos, lavanderías y hasta prostíbulos con un tipo de señalización muy peculiar. Los teatros son muy grandes, los foros y las termas también y existe aun la casa donde vivían y se entrenaban los grandes gladiadores. Al entrar a algunas de las casas tienes la sensación de que va a salir alguien a saludarte, a atenderte, a veces sentía una tristeza horrible al ver como tanta gente murió ahí y se conservó justo en el sitio y con la expresión del terror o de dolor que estaba sintiendo.

La ciudad quedó detenida en el tiempo y ahora descubrieron para darnos muestras de que nada es permanente y que hoy no solo los muros quedan, afortunadamente de estas construcciones hemos aprendido un poco mas de cómo vivían, que comían y como se relacionaban culturalmente los pompeyanos y tal vez nos enseñen que las señales ambientales hay que interpretarlas pues el Vesubio les lanzó varias  e hicieron caso omiso de la situación.

Me aterraron las figuras de yeso vaciadas que forman con total expresión personas que murieron, niños abrazados a sus madres, personas corriendo, gritando, tomadas de la mano o abrazándose en su momento final, esas figuras me inspiraron el respeto que la demás gente no tiene y entra a estos lugares como a un circo, como a un festival sin respeto alguno por la tragedia que dos mil años atrás tuvo lugar allí. A los Pompeyanos les agrademos que hoy podamos conocer más de sus vidas, de sus construcciones, de su religión, de su organización como ciudad, de su arte y de sus letras pues quedaron muchos escritos, poemas, murales y grafittis llenos de expresión.

Mirando hacia atrás le dije  adiós a Pompeya y partimos rumbo a Nápoles nuevamente, hicimos un recorrido en bus algo rápido tomamos un ferri hacia Isla de Capri, un viaje corto pero espectacular con el mar de un color azul profundo demasiado bonito, y a estas alturas del mes todavía se sentía el frio del invierno, al llegar a Capri en la Marina Grande embarcamos una lancha que nos llevó a conocer la Gruta Azul, lindísima llena de corales donde el agua es verde  fluorecente, dimos un paseo por la bahía de Nápoles, y un tour panorámico por  Sorrento y los hermosos acantilados y pudimos ver el yate Cristina O. de Aristóteles Onasis que se encontraba de visita en la ciudad. Al fondo se observa Nápoles y por supuesto el Volcán Vesubio imponente pero dormido, diferente al Vesubio encendido y furioso que alguna vez  Plinio el viejo, el amante de la naturaleza observó desde su casa en Capri y como un gesto de curiosidad y de solidaridad navegó hacia allá para rescatarlos encontrando en ese viaje la muerte; su sobrino Plinio sobrevivió para contar con detalles la tragedia de Pompeya. 

El paseo en Capri fue un paseo delicioso de más o menos dos horas, subimos a almorzar en la parte alta de Capri en un restaurante lindísimo (incluido en el tour) y tuvimos tiempo para pasear, vimos desde arriba  las ruinas de la villa  Lovis casa de retiro del Emperador Tiberio predecesor de Augusto y casado con su hija Julia, unas ruinas muy grandes que mostraban el tamaño de la casa, y lo que más llama la atención son unos  tanques cisterna que tenían al lado de su casa para proveerla del liquido dada su escasez , están también los restos de un faro y pues se puede ver la hermosa vista que tenia la villa que acompañó a Tiberio en sus últimos días. 

Luego fuimos a hacer algunas compras por supuesto me compré mi bolita de cristal de recuerdo y otras cositas mas,  los precios son demasiado altos y como en todas partes hay que regatear aunque en italiano es mas difícil, mas tarde fuimos de regreso a Nápoles  y por supuesto a Roma donde llegamos muy entrada la noche.

Ahora que hago cuentas fue muy barato mi tour pues el solo el transporte Roma-Nápoles cuesta 50 euros, el  transporte Nápoles - Pompeya 11 euros, la entrada a Pompeya  cuesta 11,   el paseo a la isla de Capri  30 euros  mas el viaje en lancha el desayuno y el almuerzo. Para mi fueron 140 euros que bien valieron la pena pues disfruté y aprendí mucho en este viaje. 


POEMA

Pompei y Herculano [Fernando Sarria]
Sé que la soledad también tiene una mirada.
Dejad la vida, los sueños.
Dejad atrás todo lo que nos hace diferentes,
despidárnonos de la noche y del día
y caigamos en el laberinto de la eternidad.
Todo se lo llevó la incandescente ceniza,
un río interminable de fuego que fraguó el olvido.

Ahora, cerca de dos mil años después,
ante el asombro de mis ojos,
el silencio me habla.

Las deformadas losas de las calles
me transportan por un reguero de historia.

Soy solitario poseedor de sus palabras
y presiento que no todos los que las admiran
escuchan con pausado regocijo su relato.

Mientras, como siempre lo han hecho,
vigilantes de las ruinas,
las verdes lagartijas
corren nerviosas ante mis pasos
y buscan escondites entre los huecos
que dejan las mancilladas piedras,
también en sus ojos vigila la historia.

... 10 Capítulo 14





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related news


Abdominoplastia fotos antes e depois cicatriz
Fotos de erika maciel
Fotos de la sagrada familia por dentro
Fotos de la telenovela el rostro de analia
Fotos de alberto del rio wwe
Quero aprender fazer montagem de fotos
Fotos de los simbolos patrios de nicaragua
Back to Top